Yo tengo un súper poder: ¡puedo curar!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 Filament.io 0 Flares ×

Los que seguimos las directrices de la crianza natural sabemos lo importante que es la lactancia materna hasta los 2 años de edad, como mínimo. También creemos en el importante vínculo que se crea cuando mamá y bebé se unen a través del lazo de la lactancia. Como megafans seguidores de la Liga de La Leche y estudiosos del tema, entendemos los procesos por los cuales pasan las mamás que no logran establecer inicialmente la lactancia, y cómo es arduo el intentar volver a lactar.

Lo que muchos de nosotros no sabemos en un comienzo es que la leche materna no es solo alimento y vínculo, Lactanciasino también remedio. Y no hablo de remedio para el alma, no, no. Es remedio también para el cuerpo. Y digo más, ¡no solo para los pezones!

Esta semana, la *BFF* de mi koalita se cayó en uno de los juegos del parque y se rompió el labio. Entre correr a recogerla y consolarla, mi amiga (su abuelita) inmediatamente me dijo: «¿Puedes darme un poco de leche materna?». Sin dudar, saqué la teta afuera y extraje  nosequecantidad de leche en un potecito y le di, para tomar y también para aplicar en el labio.

Mi koalita miraba la escena sorprendida, atenta. Señalaba a la amiga, señalaba la teta, miraba a la gente. Las chicas del parque miraban, unas gritaban «¡Yo también!», en broma. Para nosotras era simplemente lo natural.

Bebé calmada, tetas guardadas, me vi a mí misma. ¡Wow! Me sentía tan importante que quería llamar a mi esposo a contar que las dos ahora eran hermanas de leche. Me sentía la misma Wonder Woman, potente, poderosa. ¿Para qué portar pomaditas? ¡Yo tengo el poder!

Un estudio reciente publicado en el International Journal of Dermatology comprobó que la aplicación de leche materna sobre pieles atópicas e irritadas tiene un efecto regenerador más eficiente que la hidrocortisona, que es uno los medicamentos más aconsejados por los dermatólogos para el tratamiento de la dermatitis atópica.

Entonces, personas que sufren dermatitis, alguna herida o incluso tengan grietas en la piel pueden aplicarse unas gotas de leche materna en la zona irritada o lastimada y así mejorar la lesión de manera significativa, pues las heridas se curarán por el efecto curativo, antibacteriano y cicatrizante de la leche materna. Este es un verdadero remedio, muy fácil de hallar, muy barato (sino gratuito) y sin riesgos de efectos secundarios.

Genial, ¿no? Entonces, ya saben: ¡usa la teta! O en caso de que ya no lactes, ¡solicítala amablemente a la primera madre lactante que veas!  Bueno, quizás así tampoco, pero ya me entiendes ;)

 

¡Esa soy yo!

¡Esa soy yo!

STIKERS

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 Filament.io 0 Flares ×

Author: Mamá Koala

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 Filament.io 0 Flares ×