La mamá floja

6 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 6 Filament.io 6 Flares ×

Había una vez una mamá muy, muy floja.

La mamá floja era tan floja que estaba decicida: «¡Cuando nazca mi bebé, no trabajaré, me dedicaré a él!». ¡Pero qué floja! Acortó gastos: dejó de salir en las noches, dejó de comprar su mermelada de cerezas silvestres, dejó de ir al cine todas las semanas y ya no era tarjeta Oro; dejó de comer pollito a la brasa de los caros deliverys y pasó a comprar pollito en el supermercado de la esquina. Todo con tal de quedarse en casa, tirada en el sofá con el bebé encima. El bebé lo amaba, la tenía solo para él y se notaba el vínculo que desarrollaron los dos.  Algo de «apego», decía.

apego-en-articulo

La mamá floja era tan, pero tan floja que estaba determinada: «No voy a levantarme en las madrugadas cada hora a calentar aguita para hacer el biberón». Se enteró de que la leche materna era lo único que el bebé necesitaba. Decidió dar solo pecho al niño hasta los 6 meses. ¿Pero ni una aguita? ¿La manzanilla pa’ los cólicos? ¿El anicito? No. Aún así, el bebé crecía y pesaba muy bien, ¡tenía músculos!  Algo de «lactancia exclusiva», decía.

La mamá floja era tan recontrafloja que sacaba su teta y la ofrecía cada vez que el bebé pedía. Es que de tanta pereza que tenía, no podía estar escuchando llorar al bebé de hambre y mirando al reloj cada 3 horas para darle de comer. No, no, era trabajoso, requería una logística impensable. Cada vez que el bebé lloraba, ella le ofrecía el pecho. El bebé se consolaba y se calmaba no importaba cuánto tiempo estuviera en el pecho de su madre. Algo de «libre demanda», decía.

Para colmo, la floja esa se echaba en la cama toda desparramada con su bebé para amamantar. ¡Así es, en la cama! No en el carísimo y bonito sillón de lactancia puesto cómodamente en la sala, frente al televisor; no en una butaca especialmente diseñada para el cuarto del bebé. No, no, se echaba en la cama a relajar, dizque. Ella y el bebé relajando. Había decidido desde el embarazo que no se pararía cada hora para ir al cuarto del bebé en la madrugada; y se mandó hacer una especie de camita a la altura de su cama, y la puso a su costado. El bebé dormía tranquilito al lado de la madre, nunca lloraba, y la mamá floja podía seguir dando teta en su cama a cada murmullo del bebito, y dormir la noche en paz, sin pararse. El bebé se sentía en el útero materno, con el calorcito de su mamá y el pecho cerca, era el paraíso dormir juntitos. Algo de «colecho», decía.

10350634_540789929364182_1640675030135329806_n

“Amamantar es para personas flojas”

La mamá superhiperfloja no soportaba perder toda la mañana del sábado en la cola del supermercado, con el carrito lleno de paquetitos y el bebé gritando, mientras el esposo se estresaba y las personas la miraban feo. Además, en la tarde tocaba ir a pasear con el bebé, y ella ya estaba cansada. Se ingenió un atajo: la floja decidió unir dos cosas en una. Se despertaba temprano, cogía una bolsa resistente cualquiera y se iba de paseo por el barrio, en familia. Pasaban por la playa, cruzaban por lindos puentes, caminaban por veredas de piedras y por encima de vías expresas. Enseñaba a su bebé qué es el mar, los árboles, los niños, la gente, los carros y los pájaros. Iban a la feria. Se compraban montones de verduras y productos naturales, de los que ni siquiera se tienen que remojar con lejía, pues no tienen pesticida. Comida de flojos, que no da trabajo. El sábado pasó a tener una linda mañana en familia. Algo de «orgánicos», decía.

10295173_529947850448390_7127548074899505561_o

La mamá era tan reflojaza que descubrió que no era necesario cargar aquel enorme cochecito de bebés para todos sitios, armarlo, desarmarlo, meterlo, sacarlo, empujarlo, guardarlo. Descubrió que podía llevar al bebé dentro de un portabebés que no le cansara la espalda – es que era floja, pues – y, además, tranquilizaba al bebé. ¡Oh Dios! Era prácticamente la gloria. Ella podía ir a los lugares sin mucho trabajo o esfuerzo, incluso hacer sus tareas en casa (y veces hasta trabajaba con el bebé ahí dormidito…shhhhh). ¡Qué perezosa! Y mientras regresaba de la feria los sábados, le daba la teta a su bebé. Pero de tan requetefloja, ni siquiera se sentaba cómodamente en una banca a lactar. No, no. Su bebé tomaba teta dentro de esa especie de paños enrollados a su cuerpo. El niño no lloraba, tenía poquísimo o casi ningún cólico, dormía rico, estaba más atento que los otros bebés, y la mamá estaba más feliz que nunca. Algo de «porteo», decía.

La mamá flojísima tenía tanta flojera que se cansaba de recorrer todos los meses boticas y supermercados detrás de promociones de pañales. Tenía que estar atenta a los catálogos, corría para acá y para allá; a veces, no había pañales en el supermercado en que iba, y tenía que ir a otro. Gastaba taxi, gastaba energía. Aaaah… qué flojera, sentía la mamá. Hasta que descubrió unos pañales de tela modernos que se podían meter a la lavadora… ¡y a la secadora! Descubrió que ahorraría algo de 4000 soles en pañales o más. Descubrió que ahorraría en cremas para escaldaduras, y tenía que ahorrar, porque la muy floja había decidido dejar de trabajar. Los pañales de pila iban a una batea con agua y jabón durante el día, los de caquita a otra. Se gastaba solo 30 segundos en meterlos al agua, y unos dos minutos en la noche para meterlos en la lavadora. Además, estaba siendo consciente con el medio ambiente, evitando el acumulo excesivo de basura no biodegradable. ¡La gloria! Algo de «pañales ecológicos», decía.

ea571-crianzaapego

Cuando su bebé empezó a comer, la réqueteréqueteflojisimaza, en vez de ir a licuar la comida para su bebé, solo la aplastaba con un tenedor. Lo dejaba sentir las texturas, experimentar. En vez de luchar para que no se ensuciara, pelear, estresarse, la mamá, flojita como era, lo dejaba comer solo, coger la comida con la mano y comer lo que quería, cuando quisiera. El tiro le salía por la culata, porque tenía que limpiar el suelo, después. Pero como estaba relajada de todo el día de cariños con el bebé,  los pechos llenos de leche, el bebé bien alimentado,  tranquilo, bien dormido y sin escaldaduras… no era ningún sacrificio barrer medio metro de suelo, limpiar una boquita linda sucia de papa amarilla y bróculi mientras se ríen en el espejo del baño de alguna payasada del momento, o hasta aguantar el malhumor de su retoño a causa del nacimiento de los primeros dientes. Además, cuando el bebé se dormía a las 6:30 de la tarde, la floja podía avanzar un trabajito extra o echarse a ver una película con el esposo. No había nada más perfecto. Algo de «introducción alimentaria natural», decía.

libro-el-misterio-de-la-teta-dibujo-de-soledad-martc3adnez

Más felices no podían estar la mamá y su bebé: se veían activos, hacían todo juntos, se vinculaban cada día más. ¡De floja la mamá no tenía nada! Cuando se dio cuenta, estaba investigando muchísimo sobre todo. Pediatras, ginecólogos, doulas… descubrió un mundo nuevo y respetuoso.

¿Qué fue de la vida de la mamá floja y su bebé?

Están decidiendo si mañana van al parque a las 10 de la mañana o si se sacan una siestita en ese horario y patean el parque para más tarde. Porque da flojera tener que poner la diversión dentro de una rutina, ¿no?

Ivana da Silva

 

6 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 6 Filament.io 6 Flares ×

Author: Mamá Koala

Share This Post On
468 ad

50 Comments

  1. Jajajajaja! eso lo explica todo, he sido una mamá bieeen floja! ahora entiendo! jajajajaja! Gracias, me encantó :)

    Post a Reply
  2. Oh! que penita que el flojito para amamantar fue mi bebe :( el toma formula a pesar que hago mil intentos hasta el día de hoy que tiene 4 meses, pero no me rindo…Por todo lo demás…seguiré siendo lo más floja posible!!! :)

    Post a Reply
  3. jaja me encanto!! si fui muy flojaaaa lo acepto con orgullo <3

    Post a Reply
  4. Algunas mamis somos muy flojas y eso le molesta a otras mamis que no lo han sido. Algunas mamis me han cuestionado el por que lo sigo alimentando por la noche y dandome “tips” para que duerma de corrido. Pero soy muy floja y prefiero la tranquilidad de mi bebito y verlo dormir como un angelito que dormirme la noche entera de corrido.

    Post a Reply
    • Y eso es solo el comienzo del maternaje… ¡nos faltan unos 60 años más de cuestionamientos!

      Post a Reply
  5. Que artículo tan inteligente mente sabio!!

    Post a Reply
  6. Descubrí que soy una mamá floja, ahora todo tiene sentido. Lindo post!!!

    Post a Reply
  7. Vaya MIERDA DE CUENTO! Se nota que ha escrito una mongolica! Y la gente que le gusta se nota que es peor!!!!

    Post a Reply
    • Totalmente de acuerdo contigo… ¡todos estamos mal de la cabeza!

      Post a Reply
  8. excelente!! le pido a Dios poder tener este privilegio de ser una mamá floja en los proximos meses cuando llegue mi bebé…buen post!!!

    Post a Reply
  9. Pues yo no fui tan floja como me hubiera querido, pero que bueno que por esa flojera que tenia no necesite llevar al bebe al pediatra tan seguido

    Post a Reply
  10. Con razón todos me dicen floja! jajaja :P

    Post a Reply
  11. Soy un super recontra mamá flojísima y feliz!!!

    Post a Reply
  12. Tengo un problema con este artículo y el uso de la palabra floja. Yo he hecho 99% de las cosas mencionadas con mis tres hijas y ninguna a sido por floja. Lo he echo por un instinto maternal. Cargar a tu bebé para salir de casa es mas trabajo que empujar un carrito, amamantar a toda hora es trabajo en la espalda y así te puedo discutir muchos de los puntos escritos. Este artículo no es realista.

    Post a Reply
    • Querida Hilda, es un texto irónico, que escribí porque una persona creyó que dejar comer solo al bebé y aplicar BLW era una actitud de mamá floja. Creo que no entendiste el sentido de la ironía :) Eres tan “floja” como yo: es decir, NADA. Porque sí trabajamos por nuestros hijos, por ir contra esa cultura tonta de desapego. Te felicito por tu decisión de crianza… y con 3… wow! Un abrazo!

      Post a Reply
      • Hola,

        Gracias por explicar. Entendí. Tal vez deberías decdescribir mejor cada de esas cosas que hacemos enfocándote en los detalles laboriosos para sentir la ironía. Porque así como lo describes lo pintas muy fácil. Y ya tenemos un problema con la sociedad catagorizandonos como “flojas.” “Ella es SOLO mama de casa…” Yo he trabajado 10 años y he estado en casa 7 haciendo todo lo que describes con mis niñas. Sin duda, es el trabajo más difícil!!! Pero no lo cambiaría por nada. Sería bueno que tu artículo hiciera la ironía mas clara. Tal vez el siguiente. Suerte!!

        Post a Reply
        • Sí, yo pensé que la ironía era muy clara, y de hecho el 99% de la gente lo entiende como irónico.. pero ya vi que no lo logré mucho, hay unos cuántos que no comprendieron :/ como dices, quizás el siguiente :)
          Y síííí… es la chamba más difícil del mundo!!!!!!!!

          Post a Reply
  13. Jajaja, me encanto! Arriba las flojas! :)
    Déjame te digo que con mi segundo hijo fui demasiado floja, tanto que ni si quiera quise ir al hospital o chequeos, la partera iba a mi casa y al final tuve a mi bebe en mi casa! No tuve que salir jaja, mas floja no pude ser. Mi bebe #4 tiene 4 meses, aquí está dormido a mi lado y me gozo en el hecho que he sido floja, y muy feliz!

    Post a Reply
  14. Me encanto! lastima q la flojera me dio mas fuerte con la tercera …. No puedo lidiar con el llanto desde su cuna por eso toda la noche duerme abrazadita como un koala con el Titi a su disposición.

    Post a Reply
  15. Dios! Yo quise ser una mamá floja nunca pude:’( se ve tan lindo ese vínculo que se crea al momento de amamantar al bebe… Pero lo que si quiero saber es DONDE CONSIGO ESOS PAÑALES ECOLÓGICOS?!!!! YO LOS QUIERO!!!!

    Post a Reply
    • En qué país estás? Si estás en Perú, en http://kunana.pe ;) O busca los grupos de Facebook “Pañalea con amor” y “Yo uso pañales de tela – Lima”, hay mamás que los hacen artesanalmente, otras que venden marcas como Alva… ¡Suerte!

      Post a Reply
  16. Hace algunas decadas (1977), vino a México Eva Reich, enorme Orgonomista y amante de la vida, seguidora de la obra de su padre y en una de sus charlas, nos comentó respecto a lo que el tema de “la madre floja” tiene que ver (palabras menos, palabras mas). “Aspiramos a comprender como funciona la vida. Por lo menos que los seres humanos atiendan a sus hijos como lo hacen las vacas con sus terneros…”

    Post a Reply
  17. Soy muy floja si, le di a mi bebita lactancia exclusiva hasta los 6 meses y aun a sus 16 meses le doy teta sin sustituir sus comidas y tengo una bebe sana y feliz

    Post a Reply
  18. Hola, quien haya publicado lo de las mamis flojas es puro cuento, porque cuando tienes un bebe el agotamiento de una mama es mayor soportando 9 meses en su vientre al nene que viene en camino y por supuesto el dar de mamar por las noches, así que es perdonable y muy natural.

    Post a Reply
    • No entendí bien tu comentario, pero te recomiendo que leas otra vez el texto, es un texto irónico ;)

      Post a Reply
  19. esta muy lindo el articulo me encanto (♥ω♥*)

    Post a Reply
  20. Hola me pareció excelente la historia al principio no comprendía la trama pero según fui leyendo comprendí hacia donde estaba dirigida y me da gusto mucho y les comparto que sigo siendo una mama floja con tres jóvenes casi adultos que siguen mantenido ese apego con migo de acuerdo a sus actividades y necesidades de su edad. FELICIDADES!

    Post a Reply
  21. Fui una mama floja excepto por los pañales, pero el resto hice tal cual con mi hijo ya tiene dos años y puedo dar FE que esto de ser mama floja es una maravilla nada mas ver a mi hijo reír todo el día ser un niño alegre amoroso e independiente me dice que lo estoy haciendo bien tal cual la cama de mi hijo esta pegada a la mía y aunque el duerme solito en su cama yo a veces me escapo de la mía para amapucharme a su lado, sigamos siendo mamas superflojas nada mas efectivo para hacer feliz a nuestros hijos.

    Post a Reply
  22. Que bien, entonces uno tiene que dejar todo lo que ha logrado como persona por los hijos, uno tiene que anularse y darle TODO la hijo que por cierto después cuando grande se va y a veces ni se acuerda de la mamá, esto realmente es flojera, porque es mucho más fácil escudarse en que “tengo que cuidar a mi hijo” a que ser mejor persona y trabajar, porque cuando el bebé duerme no pueden ni lavar un plato ni salir a buscar algún negocio y tienen tanto tiempo para escribir este tipo de estupideces y más encima quieren que las aplaudan, las mamás antiguas se ponían al bebe en los hombros amarrado y salían a trabajar la tierra, y jamas era bien visto que la mamá se preocupará 100% por sus bebés, la naturaleza no es así.
    Por favor dejen de ser flojas porqué ustedes saben perfectamente que están bien cómodas haciendo lo mínimo mientras los demás trabajan y las mantienen, es fácil decir que eres buena trabajadora y buena mamá cuando tu “jefe” tiene meses de vida, no hay excusa para su conchudez, frescas !!! ….

    Post a Reply
    • Nooo Esteban… es al revés. El texto es irónico, NO SOMOS FLOJAS!!!! Las mamás que viven así tienen un montón de chamba!!!! Sino que te acusan de flojera, de pobreza, de ser vaga, sin ver que realmente es una manera natural de criar: el dejar que el bebé coma solo es un chambón, pero por el bien del bebé. Dejar que duerma contigo porque estás convencido de que lo necesita en un trabajo árduo!!! Tienes que ceder a muchas cosas, pero lo tienes claro que los bebés necesitan compañía. ¿Entiendes? Es un texto irónico :) No somos frescas, ni conchudas. Somos trabajadoras, colgamos a nuestros bebés a la espalda para trabajar fuera (las que pueden), para cuidar del hogar… Ahora, te corrijo: las mamás de antes tenían TRIBU, y sí se vivía 100% para proteger y cuidar de las crías. Si no, ¿cómo tendríamos humanidad? Si cualquier animal podría haberse comido a tus hijos. La diferencia está en que la tribu se cuidaba entre sí, y hoy estamos condenados a estar metidos en un departamento de 50 metros con un bebé, solitas, sin conocer ni al vecino de al lado. Entonces, dejar el trabajo para criar es una decisión más complicada y a veces imposible.

      Post a Reply
  23. Con este artículo están haciendo lo mismo de lo que se quejan. Critican entre lineas y condescendiemtemente el estilo de crianza, de una mujer que “no es floja” y que no hace las cosas 100% natural como ustedes. Sin tener en cuenta que no todas las madres pueden darse el Lujo de dejar de trabajar, porque tienen un esposo que las apoye.

    Post a Reply
    • Claudia, te faltó interpretación textual, pero estoy feliz de que lo hayas leído y que el 99% de las personas haya entendido mi mensaje.
      Sé que te puedes sentir juzgada por leer otro tipo de crianza, todas nos sentimos a veces, pero no es mi intención criticar a las MADRES que crían diferente, sino a la gente que cree que estamos haciendo eso por falta de dinero, dedicación, o que simplemente preferimos vivir de manera “hipster”, como dicen muchos.

      Post a Reply
      • Soy una mamá que cría a su hijo con respeto, he hecho TODO lo que dices en tu post, además que si he trabajado y mi casa está super limpia.
        Cuando te organizas no te cansas tanto, pero te digo algo, la crianza basada en el respeto debe ser también una vida basada en la tolerancia, en el respeto al prójimo , al usar el sarcasmo de esa forma juzgas a las madres que han decidido otro estilo de crianza , a la que usa pañal, a la que da mamadera, a la que deja a su niño en otro cuarto, a la que lleva a su pequeño al colegio al año, cada madre tiene su estilo, pero la mejor crianza es enseñarle al peque dos cosas fundamentales : Respeto a los demas y Responsabilidad. NO ME GUSTÓ TU POST. Y si lo entendí te lo digo porque he leido que si alguien te responde tambien le dices que agradeces al 99% de madres que si entendieron, es decir las que criamos con respeto tenemos mejor comprensión lectora y las demás mamás son tontas?? O carecen de comprensión ??, mi mamá me crió de forma tradicional y no considero que haya sido mala sino diferente.

        Post a Reply
    • Además, solo yo conozco a tres mamás solteras que optaron por la crianza natural (algunas incluso por economía, ¿por qué no?).

      Post a Reply
  24. Yo soy un poco floja que quisiera ser mas pero x mi trabajo no puedo aunque la lactancia exclusiva la practico aunque trabajo xk me saco la leche… mi beba es una niña muy feliz y no se me ah enfermado para nada a sus casi 5 meses todo por querer ser mama floja aunque sea al 60%

    Post a Reply
    • Massiel, nosotras somos madres 100%! No importa si haces o no cosas descritas en este texto… lo que importa es tu amor incondicional, eso no cambia y no entra en estadísticas. ¡Sigue amando mucho! Felicitaciones por tu niña felizzzz :) <3

      Post a Reply
  25. Que flojera jajaja.

    Muy bueno.

    Post a Reply
  26. Dices que no quisiste hacer menos a las mamás, pero yo hubiese deseado ser una mamá floja q no te imaginas como sufrí por no poder dar todo el tiempo LM a mi bebe y también por tener que trabajar, felicidades xq si lo pusiste tu pero las mamás que le tenemos que preparar la fórmula al bb uuiu somos súper activas nada de flojeras jeje!!

    Post a Reply
  27. Ow! Vivan las mamis mas flojas del mundo! soy una mamita joven (profesora de inicial) y estoy muy convencida que el APEGO que le des HOY lo hará FUERTE mañana! ♥ Mi bebe tiene 1 mes y medio y vivimos muchas cosas juntas, aunque se que aun nos faltan miles de experiencias por compartir ♥ Felicidades a todas las flojitas que NO TRABAJAN! sino que dan amor de calidad ♥

    Post a Reply
  28. Bueno yo hice todo lo que dice tu post, obvio que entiendo el sarcasmo porque no era flojera, pero considero que la crianza respetuosa debe ser respetuosa con todos, es decir de nada va a servir ser una madre como la que describes y usar el sarcasmo así , no se exactamente a quien te diriges, pero respetuoso es una palabra amplia y debe ser tambien parte del respeto hacia esas madres que eligen pañales descartables, dar mamadera, llevar en coche o hacer dormir al peque en su cuarto, no somos nadie para decirles o juzgarlos, la crianza respetuosa no es solo una moda de la crianza sino también un estilo de vida de respetar a todos.NO ME GUSTÓ TU POST porque siento demasiado sarcasmo para con aquella otra mamá, Te escribe una mamá que ha dado una crianza respetuosa a su hijo, pero que le enseña que es sarcasmo es una forma de agresión.

    Post a Reply
    • Siento que hayas entendido así y creo que no gustarte es normal, hay muchas personas a quienes tú tampoco agradas, seguramente. Conmigo igual. Y si me conocieras personalmente, seguro te caería malazo, soy muy burlona y la verdad es que en mi casa usamos mucha ironía, poco sarcasmo (en el sentido que dices, de crueldad). Nos encanta la dialéctica y usamos TODOS los recursos que nos da. Somos gente de bien y no tratamos a nuestros hijos de manera sarcástica. Pero tampoco nos gusta tanta literalidad… qué te puedo decir, somos gente normal.

      Post a Reply
  29. Creo que aún somos mas flojas las mamás que criamos con apego y encima tenemos que salir a trabajar. Allí tendría que agregar las horas en la tarde,noche y madrugada en la que se tiene que bombear leche para satisfacer la demanda de nuestras wawas sin tener que usar fórmula.

    Post a Reply
  30. Muy acertado y me considero muy floja porteo colecho y amamanto libremente

    Post a Reply
  31. Gracias por compartir, esperemos que este texto llegue a más y más personas :) ¡Un abrazo!

    Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. La mamá floja - Agatha Lys - […] Fuente: koalas […]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

6 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 6 Filament.io 6 Flares ×