¿Qué es el porteo seguro?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Siempre es importante que el cuerpo del niño vaya bien apretado contra el cuerpo del portador. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

koalmost

Existen varios tipos de portabebés en el mercado, pero ¿cómo elegir el más adecuado a tus necesidades? Las reglas son simples. Al momento de elegir tu portabebés, debes cuidar para que cumpla los siguientes criterios:

  • El portabebés debe proporcionarte la posibilidad de llevar a tu bebé de la forma correcta. Las piernas deben de formar una M (en posición de ranita, con las caderas un poco más arriba que el potito), y la espalda debe formar una C. Para garantizar la postura de ranita, la tela del portabebés debe llegar de corva a corva de la pierna (detrás de la rodilla), como muestran las imágenes.
  • cmEl ajuste debe ser ideal: el bebé o niño debe quedar bien pegado al cuerpo de quien lo va a portear. ¿Cómo averiguar si está lo suficientemente pegado? Puedes hacer una prueba simple: basta con que te agaches. El bebé no debe separarse o despegarse de tu cuerpo.

  • En el caso de llevarlo adelante, la altura debe ser suficiente para que le puedas dar un besito sin tener que doblarte hacia adelante o agacharte, pero no debe estar alto como para taparte la vista. De esa forma, el portabebés distribuirá el peso de bebé en tu cuerpo, sin sobrecargarte la lumbar. Si el bebé  es muy grande y ya te tapa la vista, debe pasar a otra posición, ya sea espalda o cadera. Además, es esencial que la posición nos salve de golpear su cabeza con nuestro mentón.

  • Las tiras del portabebés no te lastiman el cuello, sino que pueden ser puestas por encima de los hombros o entre el cuello y el hombro, para que la zona del cuello no se sobrecargue.


       Entérate más, leyendo este importante artículo de la fisioterapeuta Susanne Lenk.    


    ¡LLÉVAME CERCA! POR QUÉ Y CÓMO LLEVAR A SU BEBÉ

     

    Las madres así como los padres pueden disfrutar de llevar al bebé y da igual si ellos deciden usar el portabebés solamente en casa o si desean salir a la calle con él. No existe ningún límite de tiempo diario ‐ cuanto más mejor si el bebé y los padres están a gusto.

    Cómo hacerlo correctamente: Cuanto más pequeño es el bebé más atención tenemos que prestar al buen ajuste del portabebés. La posición correcta para un bebé recién nacido puede estar tumbado en posición cuna o erguido en una posición parecida a sentado. Además es imprescindible tener suficiente soporte para su cabecita. Siempre es importante que el cuerpo del niño vaya bien apretado contra el cuerpo del portador. Las piernas deben estar abiertas para coger el portador y las rodillas están a un nivel más alto que el culito mientras las ante piernas cuelgan libres abajo. Con un portabebés adecuado se pueden llevar desde bebés recién nacidos hasta niños mayores (4 – 5 años).

    Foto 1: La foto demuestra muy bien que el bebé por su historia genealógica está diseñado para ser llevado encima de la cadera de la madre y como se adapta: se agarra con manos y pies (reflejos de prensión palmar y plantar), hace fuerza con los brazos y las piernas para ayudar a aguantarse y está quieto y tranquilo.

    Foto 2: No es necesariamente la posición en la cadera ni el fular que previene que el bebé esté colocado correctamente. Pero esta imagen visualiza cómo deberíamos llevar a los niños. Si el niño se durmiera sería posible subir el fular para apoyar la cabecita.

    Se puede llevar al bebé delante (erguido o tumbado), encima de la cadera (erguido) y sobre la espalda (erguido o tumbado). No es recomendable llevar el niño con la cara hacia delante porque no es posible conseguir una posición adecuada y tampoco permite al niño descansar.

    Hay diferentes tipos de portabebés. Los más comunes son:

    mamama

    • El fular: una tela de aproximadamente 5 metros, es el portabebés que mejor se adapta al bebé y al portador y que más posibilidades ofrece. Es necesario tener un poco de práctica para ponerlo correctamente.

     

    ¡Podemos recomendarte un taller donde aprenderás a poner tu bandolera de manera correcta y práctica! Envíanos un email: ventas@koalas.com.pe ;)

     

    pinterest

    • Las bandoleras: la tela cerrada con anillas de seguridad permiten un excelente manejo. Además, la tela debe cubrir hasta el cuello del bebé para garantizar un apoyo ideal.

    ¡Podemos recomendarte un taller donde aprenderás a poner tu bandolera de manera correcta y práctica! Envíanos un email: ventas@koalas.com.pe ;)

    begdiego

    • Los mei tais, o portabebés tradicional asiático, son una tela rectangular con 4 tiras. Se amoldan al bebé y son fáciles de colocar.

    ¡Podemos recomendarte un taller donde aprenderás a poner tu mei tai de manera correcta y práctica! Envíanos un email: ventas@koalas.com.pe ;)

    foto50

    • Los portabebés de bandas cruzadas: muy prácticos, consisten en dos bandas que se cruzan en el cuerpo formando una postura semejante a un fular. Son fáciles de colocar y pueden o no tener ajuste por medio de argollas.

    ¡Podemos recomendarte un taller donde aprenderás a poner tu portabebés de bandas cruzadas de manera correcta y práctica! Envíanos un email: ventas@koalas.com.pe ;)

    • Las mochilas portabebés: pocas tienen una forma ergonómica adaptada al bebé. Son muy fáciles de colocar mediante cierres de presión o velcro.
    • Los portabebés pouch: una sola tela, sin argollas, muy parecida en funcionalidad a la bandolera, pero no tiene ajuste. Además, la tela debe cubrir hasta el cuello del bebé para garantizar un apoyo ideal.

     

    Antes de elegir un portabebés, es mejor probarlo y valorarlo:

    • Lleva un manual de instrucciones que explica la colocación correcta y la edad apropiada.
    • Se puede ajustar individualmente al bebé y al portador. La prueba: cuando el portador se inclina hacia delante el niño no se aleja del él.
    • Dispone de un soporte para la cabeza y un puente ancho entre las piernas del bebé, que llega de una rodilla a la otra (ni más ni menos).
    • Facilita una posición correcta: El tronco del niño está erguido y no se inclina hacia un lado mientras su espalda debe estar curvada.
    • Las piernecitas no cuelgan hacia abajo ni las rodillas se tocan, sino que abrazan al portador y las rodillas están a nivel del ombligo del bebé.
    • Cómodo para el portador, tiras suficientes anchas, que no aprieten el cuello y repartan bien el peso.
     Y atención: si eliges una postura echada para el bebé, es imprescindible que su cuellito no esté doblado, pues puede impedir una correcta respiración. El bebé NO PUEDE ir echado como dentro de una bolsa, como muestran las imágenes:

porteocorrecto

Fuente: PORTAMOR 

Sobre la autora:

susanne_lenkSusanne Lenk es fisiotrapeuta especializada en tratamientos neurológicos, pulmonares y de niños. Instructora de portabebés, es fundadora de la escuela ‘Llévame cerca’ – Enseñanza del uso correcto de fulares y portabebés en Girona y responsable de la página web http://www.mowgli.es – Ideas naturales para bebés y padres. http://www.mowgli.es info@mowgli.es